Empresa chilena recicla aceite de fritura y lo exporta a Europa como biocombustible

0
74

Rendering partió como un emprendimiento dedicado a recibir el aceite vegetal utilizado en restaurantes, hoteles y casinos y luego lo vende al viejo continente. Ahora apuntan a masificar su trabajo en el mercado domiciliario.

Un litro de aceite vegetal usado, en la cocina de una casa común y corriente, contamina alrededor de 1.000 litros de agua al ser botado por el drenaje del lavaplatos. Considerando esto, ¿Qué pasará con todo ese aceite de fritura que usan las cadenas de comida rápida, restaurantes, hoteles y casinos?

Rendering Chile partió como un emprendimiento hace 15 años. Hoy, y gracias al apoyo económico de Corfo a través de su línea Capital Semilla, es una empresa que recolecta más de 420 toneladas mensuales de aceites vegetales usados, las cuales posteriormente “recicla” y exporta a Europa para ser usados como biocombustible.

Después de retirar el aceite frito del local de sus clientes, su flota de 17 camiones que recolectan hasta 8.000 litros, se dirige a la refinería de la empresa en Lampa. Allí se le quita el agua, se filtra, se le mejora el PH y posteriormente se exporta.

Joaquín Aguirre, gerente general de Rendering, comentó a Emol que exportan cerca de 15 contenedores mensuales al Viejo Continente y cada uno de ellos tiene una capacidad de 22 toneladas. “Allá -en Europa-, el 10% de los combustibles usados por las empresas bajo la Euro5 deben venir de fuentes renovables, por ende hay una demanda por este tipo de producto”, explicó.

“Al venir de una fuente renovable, tiene menores emisiones que un combustible fósil y mejores propiedades de lubricación, además de reducir la huella de carbono de la empresa que lo use”, señaló Aguirre y destacó que, en cifras, “cada dos años doblamos nuestro volumen de recolección y, por ende, de exportación” desde Chile.

McDonald`s, Burger King, Doggis, Evercrisp, Copec y Pedro, Juan y Diego son algunos de los principales clientes de Rendering. Éstos siguen un fácil procedimiento: usan el aceite para cocinar, luego lo dejan enfriar, lo vierten en tambores entregados por la misma empresa recolectora y luego esperan a que sea retirado por uno de los 50 trabajadores de la compañía. Así, hoteles, restaurantes y casinos representan el 95% de los clientes de Rendering Chile.

El mercado doméstico

El 5% restante, según Aguirre, pertenece a clientes comunes y corrientes. “Es una nueva veta que lleva menos de un año pero que ya impulsamos con 20 puntos limpios repartidos en todo Chile y para fin de año esperamos instalar 30 más”, destacó el gerente general.

Mientras que en Austria y en Bélgica se recicla un litro de aceite vegetal per cápita al año, en el país esa cifra es prácticamente cero. Por eso, desde la empresa recicladora tienen como objetivo el alcanzar números como los europeos.

Actualmente Rendering tiene convenios con más de 20 municipalidades, en las que destacan Lo Barnechea, Providencia, Concepción, Puente Alto, San Fernando, La Florida, Colina y Buin. Para reciclar de forma “domiciliaria”, Aguirre explica que el procedimiento es muy fácil: “Después de haber usado el aceite, debe dejarse enfriar, después echarlo en una botella, cerrarla bien y posteriormente llevarlo a uno de los puntos limpios”.

Para finalizar Aguirre enfatizó que “más allá de evitar que las cañerías se tapen o se corroan, el aceite de fritura usado es uno de los mayores contaminantes del agua y, al reciclarlo estamos evitando contaminar tanto el agua como la tierra, además de cuidar el planeta”.

Fuente: Emol.com