Embalses continúan con un déficit superior al 40%

Las últimas lluvias no han sido suficientes, y ya se anticipa un nuevo trimestre marcado por un menor nivel de afluentes y caudales en las principales cuencas hidrológicas. Los embalses dedicados a la generación hidroeléctrica son los más afectados.

0
183

Un tercer trimestre marcado nuevamente por el déficit hídrico es lo que les depara a las principales generadoras del país.

Y es que a pesar de las últimas lluvias registradas en el centro-sur de Chile, aún los embalses dedicados a la generación se encuentran muy por debajo de sus niveles históricos, o a lo registrado el mismo período de 2016, año que ya fue considerado seco.

En concreto, y según cifras de la Dirección General de Aguas (DGA), a nivel nacional y en términos globales, al cierre de agosto los embalses mantenían un déficit con respecto a sus promedios de 43%, debido principalmente a los embalses mixtos, dedicados a la generación y al riego, los que tienen un déficit de un 69%.

Mientras que si se analizaba en relación con el año pasado, los de solo generación presentaban una baja de 17,6% y los de generación y riego un 27,3%.

“Sólo los embalses dedicados exclusivamente al riego presentan un superávit de un 32% debido especialmente al aumento de los almacenamientos en los embalses de la zona norte”, se indica en el informe.

En tanto, si se analiza por la acumulación de lluvias en los embalses más relevantes para la generación de energía, algunos de ellos, como es el caso de Colbún o Pehuenche, se encuentran un 30% por debajo de un año normal.

Esto ha generado que la Probabilidad de Excedencia (PE) – índice que cuando es superior al 50%, los años se denominan relativamente secos, mientras que si se registran valores inferiores al 50% sucede lo contrario y se califica el período como relativamente húmedo- se ha mantenido en los últimos tres meses en 91%.

No obstante, los diferenciales entre la energía embalsada del 2016 con 2017 se ha reducido en los últimos dos meses, y la generación hidráulica ha presentado mejores cifras. De acuerdo a información del Coordinador Eléctrico, en los últimos 30 días el promedio de la generación de embalse se ha elevado 8,23%, mientras que la energía de pasada cae casi 2% en relación con 2016.

Sin embargo, el acumulado anual sigue con cifras negativas de 7,6% en embalse y 0,32% en la generación de pasada.

Con todo, actualmente los costos marginales del sistema presentan mejores cifras, ya que si en la barra Quillota en el Sistema Interconectado Central (SIC) se observaron peaks de US$86/MWh, y en agosto cercano a los US$130, los primeros días de septiembre estos se han ubicado cerca de los US$50.

Un año complejo

La escasez hídrica presentada en los últimos dos meses está en línea con lo divisado en la primera mitad del año, con un menor nivel de afluentes y caudales en las principales cuencas hidrológicas del SIC con respecto al período anterior. Esto incluso fue recordado por las principales generadoras en sus estados financieros correspondientes al segundo trimestre del año.

“El agua caída durante el segundo trimestre de 2017 no ha sido suficiente para subsanar el déficit hídrico en centrales de embalse y pasada del sistema. Lo anterior ha resultado en una menor generación hidráulica con respecto a igual período del año 2016 y en un aumento en los costos marginales del sistema”, comentó Colbún.

En tanto, por parte de Enel Generación -ex Endesa Chile- acusó una caída en la generación neta por una menor generación hidroeléctrica, producto de la sequía que ha afectado al sur del país.