Detectan tala ilegal de 129 árboles nativos en humedal de Mantagua

0
68

 

Tras recibir la alerta de vecinos, personal fiscalizador de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) concurrió hasta el humedal de Mantagua (comuna de Quintero), donde constató la tala ilegal de 129 árboles nativos: 109 maitenes, 16 huinganes, tres molles y un litre. En total, la intervención abarcó una superficie de 3.800 metros cuadrados de vegetación autóctona.

Así lo dio a conocer el director regional de CONAF Valparaíso, Héctor Correa, quien explicó que por este ilícito -que perjudicó a un Sitio Prioritario para la Conservación de la Diversidad Biológica-, el organismo forestal “interpondrá una denuncia ante el Juzgado de Policía Local de Quintero, con el objeto de lograr un sanción económica para los responsables y, por supuesto, la reforestación del espacio afectado”.

Por su parte, el jefe regional del departamento de Fiscalización Forestal y Evaluación Ambiental de la Corporación, Leonardo Möder, manifestó que el área deforestada, ubicada al costado de un humedal, de un cuerpo de agua natural, “corresponde a un bosque nativo de conservación y protección, que tiene una categoría especial, que se puede intervenir pero con regulaciones muy claras y precisas, para no afectarlo ni afectar a la fauna que vive en el lugar. Desde ese punto de vista CONAF, en la denuncia que interponga, especificará este tipo de bosque, que es más frágil y está considerado en la norma de protección ambiental de la Ley de Bosque Nativo”.

En tanto, la jefa de la sección de Conservación de la Diversidad Biológica de CONAF Valparaíso, Javiera Meza, sostuvo que el humedal de Mantagua es importante para la conservación de las aves acuáticas, ribereñas y migratorias – que se alimentan, descansan y se reproducen en este sector-, así como para algunas especies de peces y anfibios endémicos. “Para nosotros es de suma relevancia que se protejan todos los bosques nativos que rodean a los esteros y los ecosistemas acuáticos, dado que evitan la erosión, aportan micronutrientes al cuerpo de agua, y favorecen de esta forma a la flora y fauna”, finalizó.

Cabe señalar que –según comprobaron los fiscalizadores de la institución forestal- la corta ilegal de ejemplares arbóreos se perpetró con el propósito de construir un cerco para dividir terrenos.