Destinan $360 millones para mejorar infraestructura del Parque Nacional Pan de Azúcar

La inversión del Gobierno en uno de los principales atractivos naturales de la Región de Atacama, permitirá fortalecer la experiencia turística de sus visitantes, promoviendo el desarrollo de servicios y actividades turísticas de calidad

0
153

 

Una importante inversión de $360 millones está realizando el gobierno en el desarrollo y mejora de infraestructura turística en el Parque Nacional Pan de Azúcar. El proyecto financiado con el Plan Nacional de Desarrollo Turístico Sustentable de la Subsecretaría de Turismo está impulsando el turismo de naturaleza en parques nacionales. El proyecto, contempla el mejoramiento de senderos, instalación de módulos interpretativos, construcción de un centro de atención al visitante, baños públicos y mejoramiento de áreas de estacionamiento para potenciar la experiencia de los visitantes.

En el marco de su visita a la Región de Atacama, la directora nacional de Sernatur, Marcela Cabezas explicó que “en este Gobierno estamos trabajando para que la gestión turística en nuestros parques nacionales cumpla con los estándares internacionales en cuanto a experiencia y sustentabilidad ambiental. Queremos que los parques nacionales sean una alternativa de viaje tanto para los turistas nacionales como internacionales, y quienes visiten esta zona lo puedan disfrutar durante todo el año, quebrando así la estacionalidad”.

La subsecretaria de Turismo, Javiera Montes destacó que “el turismo de naturaleza es fundamental para dar un salto de competitividad como país. El proyecto de puesta en valor busca dar una experiencia satisfactoria, generando nuevos recorridos que amplían la oferta de playa del parque nacional de manera lúdica para todas las familias”. Y agregó que “durante los últimos años, el Parque Nacional Pan de Azúcar ha tenido un progresivo aumento de visitantes y es por ello que la Subsecretaría focalizó para este parque nacional una importante inversión”.

Más de 43 mil hectáreas para conocer y proteger

El Parque Nacional Pan de Azúcar es una de las ocho Áreas Silvestres priorizadas por el Comité de Ministros para el Turismo para su desarrollo, posee una superficie de más de 43 mil hectáreas, y está ubicado en el sector costero de la Región de Atacama, comuna de Chañaral; y una parte en la Región de Antofagasta, comuna de Taltal.

En este atractivo natural el visitante encuentra zonas arqueológicas y playas de aguas turquesas para bucear, nadar y pescar; en un ambiente de contacto y protección de la naturaleza y el cuidado del entorno. Los turistas pueden recorrer senderos en trekking y mountainbike, y descubrir sus paisajes desde sus miradores donde pueden apreciar la inmensidad del Parque.

Conscientes de su particular belleza, en el desierto costero de atacama y la motivación de los visitantes por conocer esta zona, la Subsecretaría de Turismo impulsó este proyecto, en conjunto con CONAF y con el apoyo de Sernatur, quienes son los encargados de ejecutar las acciones consideradas en las distintas etapas que contempla.

Turismo en invierno y verano

Tradicionalmente el Pan de Azúcar es reconocido como un destino de playa, más visitado en temporada estival. Con la materialización de esta inversión, se busca generar una nueva oferta de actividades, potenciando los trekking, y circuitos, y de esta manera poder potenciar la visitación en otras temporadas.

Actualmente se encuentra en desarrollo la etapa de ejecución que contempla la construcción de un centro de atención al visitante, baños públicos y mejoramiento de áreas de estacionamiento. Esta etapa finaliza a fines de agosto.

Para Daniel Díaz, director regional de Sernatur Atacama, “a través de la inversión que se está ejecutando en este parque y en todo Chile -asociado al fortalecimiento de los parques nacionales- va a permitir un desarrollo integral del turismo que esperamos en Atacama sea importante y creciente. Así se ha demostrado en base al crecimiento continuo que ha tenido el ingreso por ejemplo a través del Paso San Francisco o en el aumento en los alojamientos. En este caso estamos apuntando a que el visitante se quede más días en la región, y que gasten mucho más como parte de la diversificación económica a través del turismo”.

Alfonso Sepúlveda, guardaparques de Conaf y encargado de educación ambiental, PN Pan de Azúcar, agrega que  “el PN Pan de Azúcar tiene dos miradores, la Quebrada Castillo que es una zona desde donde mejor se puede referenciar el Desierto Florido, y este año tenemos un desierto florido en curso. Tenemos un muelle mejorado para realizar paseos en lancha a la isla Pan de Azúcar donde se pueden conocer pingüinos, nutrias, lobos de mar y una gran variedad de aves costeras. Se pueden realizar caminatas, donde se puede hacer interpretación ambiental.”