Crecimiento exponencial: energía solar genera el 7% de la electricidad del país

Representa el 44% de la generación con energías renovables no convencionales (ERNC).

0
545

Al mirar los anuarios estadísticos de la Comisión Nacional de Energía, en 2005 la solar fotovoltaica ni siquiera aparecía entre las fuentes de generación eléctrica del país. Pero en 2014 ya representaba el 1% y así fue avanzando hasta hoy, en que es el 7% de la generación eléctrica total en el país y representa el 44% de la generación con energías renovables no convencionales (ERNC).

En esta área Chile tiene el potencial más alto del mundo, debido a que el desierto de Atacama tiene los sectores con más alta radiación en el planeta. En la cordillera de Domeyko, por ejemplo, una cadena montañosa con elevaciones de hasta 5.000 metros, la radiación anual llega a los 310 Watts por metro cuadrado (puede llegar a los 325-330 W/m2), e incluso cuando hay nubes ofrece un promedio de más de 300 W/m2, según un estudio realizado por investigadores de la U. de Chile en 2015. Al mediodía se pueden superar los 1.000 W/m2 en algunas zonas de Calama.

Eso ha ayudado a que el desarrollo de la energía solar en Chile haya sido tan rápido -que es lo que destaca Al Gore- aunque no sea el país que más produce en el mundo. De acuerdo al ex vicepresidente de EE.UU., Chile pasó de 11 megavatios en 2013 a 850 en 2015.

Según datos del Ministerio de Energía, los proyectos de energía solar pasaron de uno en 2012 a 21 en 2016. Este año hay siete nuevos proyectos funcionando y 12 en pruebas. Entre 2012 y 2017 suman una potencia bruta de 1.826,8 MW.

La política de energía a 2050, pretende alcanzar el 70% de generación con energías renovables, una de las metas es, de hecho, que al año 2035 Chile se convierta en exportador de tecnología y servicios para la industria solar.

Al Gore no es el primero en mirar el desarrollo de la energía en Chile. En abril, el diario estadounidense The Washington Post, también destacó el potencial chileno, llamando al país la “Arabia Saudita solar”. El artículo destacó que el avance no fue debido a un subsidio del gobierno, sino que -como en otros países- a que el precio de la energía solar ha caído tanto que está superando a las fuentes convencionales. Un ejemplo: desde 2009, los paneles solares han disminuido su costo en 90%.