Coihaique: la ciudad más contaminada del país con 13 jornadas de emergencia ambiental durante el 2017

0
728
Contaminación de estufas

Capital de Aysén ha tenido 13 jornadas de emergencia ambiental. Chillán y Los Ángeles, le siguen en cuanto a días críticos.

Coyhaique, la capital de la Región Aysén, sigue siendo la ciudad más contaminada del país, de acuerdo al reporte del ministerio de Medio Ambiente, que muestra un balance entre enero y mayo de este año. La comuna lleva 13 jornadas con niveles de emergencia ambiental por altos índices de material particulado fino (MP 2,5).

Le siguen en esta lista de ciudades con mala calidad del aire, Chillán, con siete jornadas similares y Temuco y Padre Las Casas, con seis episodios de este tipo. Santiago, en tanto, no ha tenido episodios graves, pero acumula nueve alertas ambientales.

El informe indica que aunque la ciudad de Aysén mostraba 29 emergencias el año pasado, hoy también lidera el ranking si se compara con otras urbes del país.

Lluvias y leña

A pesar de los índices, la seremi de Medio Ambiente de la zona, Susana Figueroa, dice que “llevamos a la fecha una disminución de 33% de los episodios críticos que se han constatado acá, para la zona saturada, que desde el año pasado tiene un plan de descontaminación vigente”.

El médico broncopulmonar Mauricio Tapia, del Hospital Regional de Coyhaique, añade que las concentraciones de esmog han producido “dolores de cabeza, irritación de las vías respiratorias, irritación ocular”, lo que se produce, en especial, en la noche y las mañanas.

Según las cifras de atención de urgencias en el Hospital Regional, durante abril y mayo se han realizado 2.956 consultas por causas respiratorias, es decir, el 25% del total. Se registra un aumento del 5% respecto a igual periodo de 2016.

La crisis del aire lleva a que operen medidas de restricción contenidas en el plan de Descontaminación para que la población no se exponga y que las fuentes rebajen sus emisiones cuando hay días críticos.

Las restricciones impactan el uso de leña, pues se prohíbe su uso en el comercio y solo debe funcionar un artefacto por domicilio. “Tenemos un número de emergencias importantes y llevamos alrededor de 17 sumarios a viviendas y algunos locales comerciales con el tema de calderas”, dice la seremi de salud de Aysén, Ana María Navarrete.

Los colegios han debido adaptarse. Ricardo Von Bischoffshausen, director académico de la Fundación educacional San Pablo, organismo sostenedor de dos establecimientos educacionales en Coyhaique, afirma que “cuando hay episodios, no se puede hacer actividad física. Sin embargo, nosotros adoptamos las medidas sugeridas por el Ministerio de Medio Ambiente, realizando ejercicios de baja intensidad”.

Fuente: La Tercera