Conaf continúa con su llamado a la prevención de incendios forestales entre los veraneantes

La Unidad de Prevención de Incendios Forestales (UPIF) desarrolló un operativo informativo en San Pedro de la Paz.

0
321

on el objetivo de llamar a la comunidad a ser responsables con su entorno natural a la hora de realizar actividades al aire libre, sobre todo en estos días de verano, la Unidad de Prevención de Incendios Forestales (UPIF), de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) Oficina Concepción, entregó recomendaciones preventivas a los visitantes del balneario municipal de San Pedro de la Paz.

Este operativo se enmarca dentro de las actividades del programa “Prevención de Incendios Forestales en Zonas de Interfaz”, que la institución ejecuta a través del financiamiento del Gobierno Regional, por más de 3 mil millones de pesos.

En la jornada, la UPIF, compuesta por profesionales del área forestal y social, entregaron material informativo sobre autocuidado y recomendaciones preventivas al momento de salir de paseo con sus familias, sobre todo si en los alrededores de campings o balnearios hay vegetación.

El jefe provincial de CONAF Concepción, Guillermo Reyes, indicó que debido a las altas temperaturas que se esperan para estos días, “es muy relevante reforzar el mensaje de prevención de incendios forestales en lugares de masiva concurrencia, especialmente cuando se encuentren en zonas de interfaz, como es el caso de la comuna  de San Pedro de la Paz. Es por eso que, el principal llamado es a la conciencia de las personas, como evitar el uso de fogatas al momento de realizar actividades al aire libre y denunciar cualquier foco de incendio o alguna actitud sospechosa al teléfono de emergencia 130, de CONAF“.

De igual manera, Reyes reiteró que el uso del fuego para la eliminación de desechos agrícolas y forestales está suspendido en toda la Región del Biobío hasta nuevo aviso.

El programa “Prevención de Incendios Forestales en Interfaz” tiene por objetivo disminuir el impacto social, ambiental y económico que produce la ocurrencia de un incendio forestal en las zonas de interfaz de veinticuatro comunas críticas en cuanto a ocurrencia de incendios, en la macrozona de Biobío y Ñuble.