CONAF constata tala ilegal de bosque nativo de uso múltiple en Casablanca

0
130

 

Tras recibir la denuncia de un particular, funcionarios del Departamento de Fiscalización y Evaluación Ambiental de la Corporación Nacional Forestal, CONAF, se constituyeron en el predio “Lo Ovalle”, situado en el sector rural del mismo nombre, en la comuna de Casablanca (región de Valparaíso), donde confirmaron la tala ilegal de cuatro mil metros cuadrados de bosque nativo de uso múltiple.

Durante la inspección, los fiscalizadores detectaron restos de follaje, fustes y tocones de árboles autóctonos, de la especie Espino, arrancados con maquinaria pesada. Asimismo, constataron que los trabajos no contaban con un plan de manejo forestal aprobado por la Corporación, por lo cual infringieron el artículo N° 5 de la Ley 20.283, sobre Recuperación de Bosque Nativo y Fomento Forestal.

Al respecto, el director regional de CONAF Valparaíso, Héctor Correa, explicó que el organismo “presentó una denuncia en contra de la responsable legal de esta intervención, de iniciales E.V.R., domiciliada en la comuna de Algarrobo, ante el Juzgado de Policía Local de Casablanca”.

“Con la corta ilegal a ‘tala rasa’ (eliminación de todos los ejemplares arbóreos dentro un área determinada, sin importar la especie), esta persona pretendía despejar una parte del predio ‘Lo Ovalle’, con el fin de realizar plantaciones de tipo agrícola”, agregó.

En la misma línea, Correa sostuvo que “el recurso forestal afectado se calculó en 2.165 kilos de leña, con un valor comercial  de $ 194. 850”.

Por su parte, el funcionario del Departamento de Fiscalización y Evaluación Ambiental de CONAF, Christian Gutiérrez, detalló que, entre otros problemas, la “tala rasa” perjudicó al patrimonio forestal de la comuna de Casablanca; incrementó el riesgo de futuros procesos erosivos  en la localidad, al dejar desprotegido el suelo; y redujo el hábitat de la avifauna.

A su vez, afirmó que E. V. R. manifestó desconocer la normativa forestal vigente durante la fiscalización, razón por lo cual hizo un llamado a la comunidad a  “realizar las consultas respectivas antes de intervenir los bosques de la zona”.

Finalmente, Gutiérrez precisó que la inspección predial consideró un recorrido por todo el perímetro de la corta ilícita, marcando puntos de control con GPS, para posteriormente medir la superficie a través de un sistema de información geográfica. Además, contempló la identificación botánica de  las especies nativas cortadas y un muestreo para determinar el volumen de la madera extraída.

Cabe consignar que CONAF, en el marco del artículo N° 51 de la Ley 20.283, solicitó para la infractora una multa de $ 389. 700, y como medida de compensación ambiental, en virtud del artículo N° 44 del Decreto Supremo 93/2008, la reforestación de la misma superficie afectada dentro de  la comuna, la provincia o la región de Valparaíso.