Con masivo almuerzo en Valparaíso, WWF Chile promovió el consumo consciente de productos del mar

Más de 180 kilos de pescados y mariscos de origen sustentable o responsable fueron protagonistas del Primer Almuerzo de Consumo consciente, que reunió a cerca de 200 personas en el Cerro Concepción.

0
329

Cerca de 200 personas disfrutaron en el Cerro Concepción, en Valparaíso, del Primer Almuerzo de Consumo Consciente de pescados y productos del mar, convocado por la organización de conservación ambiental WWF Chile, y realizado en forma paralela en Sao Paulo, Brasil.

Más de 180 kilos de productos marinos de origen sustentable o responsable fueron los protagonistas de esta fiesta culinaria, que tuvo por objetivo promover entre la comunidad, chefs y actores del sector pesquero el concepto de consumo inteligente o consciente de los recursos pesqueros.

De este modo, se contó con choritos certificados con el sello ASC (Aquaculture Stewardship Council), que garantiza prácticas responsables; así como con sardina austral, una opción de consumo sustentable que apoya una pesquería 100% artesanal de los pescadores del Sindicato de Quillaipe, en la Región de Los Lagos, quienes son pioneros al diversificar hacia el consumo humano un producto tradicionalmente usado para la producción de harina y aceite de pescado y que está en pre-evaluación para la certificación MSC.

Esto, además de otros productos pesqueros provenientes de iniciativas sustentables, con baja huella ecológica y tallas óptimas, así como algunos sustitos o alternativas a recursos que se encuentran sobreexplotados, muy útiles por ejemplo en época de veda, tales como la jibia, que reemplaza a la merluza común.

“Justo una semana después del peak de consumo que tienen estos productos por Semana Santa, buscamos llamar la atención y promover entre la comunidad el cuidado de los recursos marinos, apelando al consumo de productos que provengan de fuentes responsables y legales y que tengan un impacto positivo a nivel local. Esto, como parte de los esfuerzos que realiza WWF para la recuperación de las pesquerías que se encuentran sobreexplotadas, las cuales se ven afectadas particularmente por la sobrepesca y la pesca ilegal”, señaló Valesca Montes, coordinadora del programa Pesquerías Sustentables de WWF Chile.

Para lograr este objetivo, se promovió el concepto de La receta secreta, que hace que cada plato sea óptimo, no solo respecto a su sabor o presentación, sino que también en su impacto ambiental. Esta fórmula oculta, claro está, es la sustentabilidad.

“El consumo de productos del mar en el país es bajo y existen iniciativas oficiales que buscan incrementarlo, para pasar de los actuales 13 kilos anuales por persona a unos 20 per cápita, que es el promedio mundial. Es  crucial que todo este impulso vaya acompañado por una mayor consciencia de los consumidores, pero también de un marco institucional fuerte, que implica la pronta aprobación del proyecto de Modernización de Sernapesca, actualmente en el Congreso”, agregó la profesional.

“Como seres humanos hemos superado ampliamente los límites de la naturaleza, calculándose que estamos ocupando los recursos de 1,7 planetas para cubrir nuestras necesidades, por lo que vivimos en sobregiro ecológico. Las pesquerías en Chile son un ejemplo de este sobregiro, dado que de las 25 especies principales, nueve se encuentran colapsadas y seis sobreexplotadas, lo que hace necesario un cambio de prácticas desde la industria pesquera, pescadores artesanales, retailers, restaurantes y consumidores”, comentó Ricardo Bosshard, director de WWF Chile.

El Primer Almuerzo de Consumo Consciente de pescados y productos del mar es una iniciativa de la Alianza Cono Sur de WWF (SCA, por sus siglas en inglés), en la cual, además de Chile, participan Perú, Ecuador, Argentina y Brasil, país en donde se llevó a cabo una actividad similar en forma paralela, en Sao Paulo. “Las pesquerías del Cono Sur, entre ellas las chilenas, son un importante elemento de la cadena de producción mundial de productos del mar. Sin embargo, algunas de ellas se encuentran sobreexplotadas por la pesca industrial nacional y extranjera. La sobrepesca de estas especies desestabiliza las bases de la red alimentaria marina que sostiene toda la vida en el océano, por tanto es clave contar con pesquerías recuperadas y resilientes, basadas en prácticas de pesca sostenibles”, destacó Mariann Breu, coordinadora de la SCA.

El almuerzo fue por producido por Fundación Cocinamar y Tres Peces, restaurant de pesca responsable.

Más información en wwfconsumoconsciente.com