Chilenter busca rescatar minerales valiosos de 10 toneladas de placas madres a través de exportación

Desde su planta en Quinta Normal, la fundación envió esta semana los residuos electrónicos a Estados Unidos para su reciclaje.

0
192

“Minería secundaria” se llama a los procesos de extracción de metales preciosos de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso y es lo que busca lograr fundación Chilenter con la exportación a Newark, Estados Unidos, de más de 10 toneladas de placas madres, provenientes de diferentes tipos de equipos computacionales y de telecomunicaciones. El envío salió este miércoles desde la planta de Chilenter en Quinta Normal y la próxima semana partirá la embarcación desde el puerto de San Antonio.

La exportación de estos componentes es el mecanismo que Chilenter ha usado desde 2009 para lograr el reciclaje de ciertas partes y piezas de computadores que en nuestro país aún no pueden tratarse de esta forma.

“En fundación Chilenter buscamos darle una segunda vida útil a aquellos residuos electrónicos que personas, empresas e instituciones públicos nos entregan, ya sea a través de la reutilización con un fin social, o bien con la valorización y reciclaje, como es el caso de estas más de 18 mil placas que estamos exportando en esta oportunidad”, afirmó la directora Sociocultural de la Presidencia y presidenta del directorio de Chilenter, Paula Forttes.

En tanto, directora ejecutiva de Chilenter, Irina Reyes, explicó que “entre los materiales contenidos en estas placas se encuentran importantes cantidades de metales preciosos y minerales tales como oro, plata, paladio o cobre en concentraciones significativamente mayores, de hasta 100 veces más que las que se observan en los yacimientos de minería extractiva o primaria”. Agregó que la recuperación de estos materiales a partir de estas placas (minera urbana o secundaria), se realiza mediante una serie de procesos piro-metalúrgicos y/o hidro-metalúrgicos (entre otros), lo que permite rescatarlos para su uso como materia prima con un impacto ambiental menor que los procesos mineros convencionales. “Esperamos de este cargamento se extraigan alrededor de 1.109 gramos de oro, 3.328 gramos de plata, 20 gramos de paladio y 1.538 kilos de cobre”, aseguró.

Pero además de lograr rescatar materia prima valiosa, esta acción de reciclaje logra evitar la contaminación que estos desechos pueden generar en suelos y aguas, gracias a sus componentes tóxicos. Eso, más el hecho de ser Chile el país número uno en Latinoamérica en generación de estos residuos, con 9,9 kilos por persona al año, han puesto a los residuos electrónicos en la lista prioritaria de la nueva Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor, que entrará en vigencia el próximo año.

Esta exportación es la número 31 en la historia de Chilenter, que desde el 2009 ha gestionado más de 1.900 toneladas de residuos electrónicos, a nivel nacional e internacional. Esto, además de la reutilización de equipos computacionales, que completa el trabajo social y medio ambiental que desarrolla la entidad