Avanza proyecto de ley que refuerza atribuciones fiscalizadoras y capacidad sancionatoria de la DGA

La iniciativa posibilita un mejor acceso a la información en materia de aguas, incrementa las multas ante las infracciones y entrega mayores atribuciones para fiscalizar.

0
168

La Comisión de Hacienda aprobó las indicaciones presentadas al proyecto de ley que introduce modificaciones al marco normativo que rige las aguas en materia de información, fiscalización y sanciones, reforzando las atribuciones de la Dirección General de Aguas (DGA).

Carlos Estévez, director General de Aguas, indicó que estas modificaciones al Código de Aguas “permitirán avanzar hacia una mejor gobernanza del agua, siguiendo las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Mejora la transparencia para acceder a información, entrega facultades reales para hacer una buena fiscalización, establece sanciones efectivas y disuasivas ante quienes infrinjan la ley, y otorga por primera vez atribuciones y funciones en materia de calidad de aguas a la DGA, en circunstancias que desde hace muchos años monitorea e investiga aguas superficiales y subterráneas, tanto en cantidad como calidad, contando con un laboratorio propio acreditado para ello”.

El proyecto de ley establece distintos tipos de infracciones al Código de Aguas que están asociados a multas con distintos grados, los que a su vez pueden ser objeto de atenuantes o agravantes, siendo la afectación a la calidad de las aguas un importante agravante. “Es un cambio que posibilitará sancionar a quienes abusan de los derechos de otros amparados en sanciones débiles y permitirá una mejor gestión de las aguas”, acotó Estévez.

Se deberá informar de las extracciones de aguas a la DGA, al igual que el Conservador de Bienes Raíces notificará de todas las inscripciones de derechos en un formato que el servicio disponga, accesible al público. “Podremos mejorar la fiscalización, saber a cuánta agua tiene derecho un usuario según el derecho inscrito, dónde y cuánto usa, para luego contrastar esta información con las extracciones reales en la fuente”, explicó.