Anuncian subsidio para que colectiveros cambien sus vehículos a eléctricos o híbridos

El Gobierno Regional destinará más de $1200 millones para la renovación de taxis colectivos eléctricos en Santiago, cumpliendo un anhelo muy esperado por los gremios de choferes

0
341

Los Consejeros Regionales aprobaron $1.200 millones para la iniciativa el pasado 28 de agosto, para impulsar la modernización del transporte público, fomentar la incorporación de tecnologías menos contaminantes y mejorar en aspectos de seguridad, calidad y eficiencia los vehículos en beneficio de los ciudadanos.

El Programa “Renovación de Taxis colectivos” es una ley que se aprobó en el Congreso el año 2014 y que comenzó su implementación en el 2016 en distintas regiones del país, menos en la Metropolitana.

Acerca de esto, la intendenta metropolitana, Karla Rubilar, afirmó que “era un injusticia muy grande y por eso cuando vinieron los dirigentes de las distintas líneas y comunas a plantearnos esto, les dijimos que sí y que le pusiéramos un poquito más, para que no solamente sea un subsidio para los colectivos, sino también de infraestructura. Así es como próximamente con el Presidente Sebastián Piñera, vamos a anunciar la instalación de 104 puntos de carga eléctricos en la Región Metropolitana, la red más grande de Sudamérica, para que nuestros colectiveros puedan cargar sus vehículos y darle una mayor autonomía”.

La máxima autoridad regional agregó que “acá hay diferentes empresas que venden autos eléctricos: queremos pedirles que bajen los precios, que les permitan autonomía a nuestros colectiveros, para darle más razones a los choferes para cambiar de tecnología y tener menos contaminación, menos ruido y en definitiva, ciudades más amigables y una mejor región”.

Héctor Sandoval, presidente de la Confederación Nacional de Taxis Colectivos de Chile, CONATACOCH, afirmó que “no tenemos ninguna duda, que nuestros colegas van a elegir las energías limpias, especialmente cuando estamos a poco de vivir la COP25, por lo tanto agradecemos a la Intendenta y al Gobierno Regional por darnos la opción de ingresar a este programa, que ya se ha aplicado en todo el país a partir del año 2014, pero que por primera incluye a Santiago. Gracias a la intendenta”.

Mientras que el presidente de Confederación de Taxis Colectivos y Transporte Menor de Chile, CONTRAMEN, Eduardo Castillo afirmó que “agradecemos tremendamente a la Intendenta y al Gobierno Regional, porque hoy se materializa un tremendo anhelo para nuestro sector,quienes veíamos cómo con tanto esfuerzo nuestros colegas a lo largo del país, cambiaban sus vehículos y en la Región Metropolitana no podíamos. Tuvimos una aproximación el año 2016, pero fue solamente una bonita ilusión, que no logramos concretar. En consecuencia,agradecemos tremenda esta opción, para aportar al medioambiente”.

El piloto e impulsor de la electromovilidad en Chile, Eliseo Salazar, sostuvo que “todos los autos del mundo van a ser eléctricos, y desde ese punto de vista es muy importante lo que está haciendo el Gobierno Regional y la Intendenta Rubilar para impulsar la renovación ad portas de la COP25, es muy importante que tengamos un país descontaminado”. 

El concurso para taxis y colectivos posee dos etapas, una ligada a la convocatoria y priorización de las postulaciones y otra de recepción de certificados y acreditaciones de los vehículos a renovar. El proceso en total, hasta llegar al pago de los beneficiados, será aproximadamente de tres meses. 

Para estar informados del proceso se puede consultar la web www.gobiernosantiago.cl.

Los requisitos mínimos para postular al concurso son estar inscrito en el Registro Nacional de Vehículos Motorizados, poseer un taxi o colectivo con al menos cuatro años de antigüedad, y que el vehículo a cambiar sea propiedad del postulante en los últimos 18 meses.

Entre los beneficios de esta iniciativa está sacar de circulación taxis y colectivos con más de cuatro años de antigüedad, reducir la contaminación asociada a los hidrocarburos, impulsar tecnologías y combustibles menos contaminantes, y liderar la revolución de la electromovilidad implementando cambios que acerquen a un Santiago de cero emisiones.