Antofagasta: plan de remediación del vertedero La Chimba ingresó a Evaluación Ambiental

La Municipalidad de Antofagasta, realizó una jornada informativa para dar a conocer a la comunidad los aspectos más importantes de este proyecto que promete ser el mayor pulmón verde de la comuna, levantando un gran parque urbano dividido en paños temáticos como entretención familiar, deporte y un área cívico-cultural.

0
280

En el marco del proceso de evaluación ambiental del Estudio de Prefactibilidad del Plan de Remediación del Vertedero La Chimba, la Municipalidad de Antofagasta y el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA), realizaron la actividad de participación ciudadana denominada “Casa Abierta”.

En la oportunidad, se dio a conocer a la comunidad los principales aspectos que recoge el trabajo desarrollado por el municipio a través de la empresa consultora empresa Amphos 21.

La información entregada contempló el plan de mitigación, reparación y compensación para aquellos impactos significativos que tendría el proyecto como el programa de apoyo y capacitación a la reinserción laboral destinado a trabajadores recicladores de base del vertedero La Chimba, para generar las oportunidades y capacidades laborales para que cerca de 60 personas puedan acceder a nuevas fuentes laborales una vez que se inicie la recuperación del vertedero.

La alcaldesa Karen Rojo manifestó que “la erradicación del Vertedero La Chimba no depende solamente de la puesta en marcha del Relleno Sanitario de Chaqueta Blanca, sino de un trabajo integral que estamos realizando con el estudio de prefactibilidad del Plan de Remediación e incluso la actualización del Plan Regulador”.

En este sentido, la jefa comunal aseguró que se trata de un mega proyecto de recuperación de 160 hectáreas, en el cual se incluiría no sólo del terreno del actual vertedero sino que incorpora las canteras que se encuentran en su entorno, logrando un cierre definitivo al basural y la transformación de la calidad de vida de los más de 50 mil vecinos del sector.

Con lo anterior se podría contar con una propuesta que es entregada para su evaluación al SEA, organismo que identifica determinados componentes ambientales afectados por el proyecto: Medio Humano (impacto significativo), Medio Físico (calidad del aire, ruido y recurso hídrico), Paisaje, Ecosistemas Terrestres (flora y fauna) y Áreas Protegidas como la Reserva Nacional la Chimba, ubicada a 900 metros del proyecto.

Con esta recuperación se logrará reinsertar los terrenos de acuerdo al uso de suelo que la actualización del Plan Regulador considerará para el sector tales como áreas verdes, equipamiento, residencial, etc.

Cierre del Vertedero La Chimba

De acuerdo a lo establecido por el Estudio de Prefactibilidad, el proyecto considera el movimiento de materiales en las zonas de canteras, zonas antiguas del vertedero de 2,1 millones de metros cúbicos, consistentes en material pétreo, suelos, escombros, materiales de construcción, residuos domésticos en estado avanzado de bioestabilización en zonas consolidadas.

En los terrenos del vertedero se realizaron tareas como el levantamiento topográfico, cuatro sondajes profundos, 55 calicatas, medición de gases, estudios de mecánica de suelo, ecosistemas terrestres, geología, entre otros, con los cuales se confirman que no existe presencia de biogás ni lixiviados, contaminantes en el suelo natural, tampoco existe presencia de residuos peligrosos en el material fino ni contaminación en las napas subterráneas.

El Plan de Remediación y Recuperación del Vertedero, busca transformar en un 100% el actual recinto que por más de 50 años acumula los desechos domiciliarios, residuos voluminosos, comerciales y de construcciones de Antofagasta, que actualmente suman más de 5 millones 600 mil metros cúbicos de residuos.De acuerdo a lo proyectado por la Municipalidad de Antofagasta, el sector de la Chimba se convertirá en el mayor pulmón verde de la comuna, levantando un gran parque urbano dividido en paños temáticos como entretención familiar, deporte y un área cívico-cultural.

Este estudio contó con una inversión de 200 millones de pesos provenientes de fondos Subdere.