Alberto Curamil recibe Premio Ambiental Goldman por su lucha contra hidroeléctricas en La Araucanía

Alberto Curamil es un líder y portavoz respetado para la Alianza Territorial Mapuche (ATM) y ha dedicado su trabajo a la protección de los ríos y bosque de la región, además de ayudar a los mapuche a recuperar sus prácticas ancestrales y preservar su idioma nativo, Mapudungún.

0
248

El dirigente mapuche Alberto Curamil Millanao es uno de los ganadores del Premio Medioambiental Goldman 2019 en la categoría Sur y Centro América, según dio a conocer ayer la Fundación Medioambiental Goldman.

El longko mapuche de 45 años logró organizar a la comunidad de la Región de La Araucanía para detener la construcción de dos proyectos hidroeléctricos en el sagrado río Cautín: Las centrales Alto Cautín y Doña Alicia. Ambos proyectos fueron cancelados a fines de 2016, pero, de concretarse, habrían desviado cientos de millones de galones de agua del río cada día, dañando un crítico ecosistema y exacerbando aún más las condiciones de sequía en la zona.

Curamil unió a las comunidades mapuche y otros actores de la sociedad civil chilena en la lucha para proteger los ríos de La Araucanía, desarrollando una estrategia múltiple que incluyó protestas callejeras, marchas y bloqueos de rutas. Además se asesoró con profesionales y ONGs sobre los impactos ambientales y culturales de ambas iniciativas. También se asoció con un equipo de abogados y juntos lograron demostrar que el gobierno había violado la ley que garantiza el consentimiento libre, previo e informado que se requiere para iniciar cualquier proyecto de desarrollo.

Alberto Curamil es un líder y portavoz respetado para la Alianza Territorial Mapuche (ATM) y ha dedicado su trabajo a la protección de los ríos y bosque de la región, además de ayudar a los mapuche a recuperar sus prácticas ancestrales y preservar su idioma nativo, Mapudungún.

En agosto de 2018 la policía arrestó a Curamil por su presunta participación en una actividad delictiva y permanece en la cárcel en prisión preventiva hasta el día de hoy. Tanto las comunidades, como quienes participaron en la resistencia a los proyectos hidroeléctricos creen unánimemente que Alberto Curamil fue arrestado debido a su papel en la lucha para frenar su avance.

Sobre el Premio Goldman

El premio se entrega cada año a los seis activistas ambientales comunitarios más importantes de todo el mundo en cada una de las regiones del continente y busca honrar los logros e inspirarnos a tomar medidas necesarias para proteger nuestro planeta. Los ganadores 2019 son: Bayarjargal Agvaantseren, Mongolia, Alfred Brownell, Liberia, Ana Colovic Lesoska, Macedonia del Norte, Jacqueline Evans, Islas Cook, Linda García, Estados Unidos y Alberto Curamil de Chile.

Este año también se cumple el trigésimoaniversario del premio, creado en 1989 en San Francisco por los filántropos y los líderes cívicos Rhoda y Richard Goldman. Como Richard Goldman señaló una vez: “Nos gustaría dejar el mundo un poco mejor de cómo lo encontramos”. En estos 30 años, el premio ha repercutido de manera incalculable en el planeta y, a la fecha, ha reconocido a 194 ganadores de 89 países, arrojando luces sobre los problemas más críticos que enfrenta la Tierra.