Agua potable: La tecnología mejora la calidad de vida de las personas

0
707

Por Patricio Martiz Vega, gerente Iteck y directivo de Asociación Latinoamericana de Desalación y Reúso del Agua (Aladyr).


La tecnología ha avanzado a pasos agigantados para proveer agua potable en forma sustentable e inagotable (desalación de agua de mar), reduciendo el consumo de energía a valores que se acercan cada vez más a los límites físicos, bajando el costo de inversión y además la durabilidad de los componentes. Sin embargo, los costos de provisión de este servicio aún son altos para los ingresos medios del país, la pregunta entonces es ¿podemos tener acceso a un agua más barata en forma abundante?.

Patricio Martiz Vega.

En ciudades del centro y norte del país, incluyendo algunos balnearios, es creciente el reúso de aguas grises, provenientes de duchas y lavadoras, principalmente para riego de áreas verdes.

La tecnología para el reúso de aguas grises no es nueva, es de dominio público y se puede obtener con elementos comerciales disponibles en el mercado doméstico, es decir off the shelf.

Esta nueva tendencia nos permitirá mejorar ostensiblemente la calidad de nuestros parques, plazas y jardines, disminuir la presión para el consumo de agua potable para riego e incluso aumentar las áreas de cultivo de hortalizas domésticas y huertos urbanos.

¿Cuál es el desafío? Que las inmobiliarias presentes en la zona incorporen a sus diseños el aprovechamiento de las aguas grises y tiendan a incrementar en forma importante las áreas verdes, bajando los costos de mantención por la vía del reúso.

¿Cuánto se debe invertir para lograrlo? Bastante poco. De hecho para un condominio de edificios, bastaría que solo uno de ellos tuviera una red paralela de aguas grises para hacer sustentable los jardines y áreas verdes de todo el conjunto e incluso generar excedentes.

Lo que sí hemos constatado, es un factor que provoca alguna reticencia al reúso de estas aguas, que es el inicio de descomposición anaeróbica de la carga orgánica del agua almacenada, con generación de olor; esto producto de diseños inadecuados para los caudales a tratar o falta de mantención de los sistemas, algunas veces nula. En definitiva, una materia técnica de fácil resolución.

El reúso del agua no es sólo un conjunto de técnicas para reducir la presión sobre la producción de agua fresca (superficial, subterránea o por desalación de agua de mar), sino también obtener agua de bajo costo para incrementar las áreas verdes, cultivos urbanos, jardines privados y públicos, como plazas y parques, es decir, es una herramienta para mejorar la calidad de vida de los habitantes de las ciudades.

Finalmente, estamos cada día más cerca de un futuro donde habrá una combinación de técnicas y tecnologías que permitirá hacer más confortable nuestra vida, con agua potable de calidad y en alta disponibilidad desde el mar, la cual una vez utilizada seguirá incrementando nuestra calidad de vida a través del reúso.

El llamado es entonces no sólo a los empresarios y autoridades a mirar de forma distinta el recurso, sino también a las universidades y entidades educacionales, para que eduquen y preparen a profesionales bajo esta mirada, que sin lugar a dudas será un gran desafío, pero a su vez una gran ayuda para el futuro del país y la región.