Acuerdo de Producción Limpia impulsará la competitividad de viñateros del Valle Biobío

En Yumbel se firmó el primer Acuerdo de Producción Limpia de la región bajo los criterios del Protocolo de Agricultura Sustentable, que beneficiará a 24 productores de uva vinífera vinculados con la fabricación de vino artesanal.

0
271

La Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático junto con la Asociación Gremial de Viñateros de la Región de Biobío Área Yumbel y distintas instituciones públicas suscribieron el primer Acuerdo de Producción Limpia (APL) de Agricultura Sustentable de la Región de Biobío, para impulsar la competitividad de 24 productores vitivinícolas de las comunas de Yumbel, San Rosendo y Cabrero.

Mediante el mejoramiento de los procesos de producción vitivinícola, la articulación de redes, la incorporación de innovación en la comercialización, hasta el desarrollo de productos cosméticos a partir de residuos de la vid, los viñateros adheridos al APL estarán dando un importante paso para convertir su actividad en un negocio competitivo y sustentable.  Todos ellos están vinculados a la producción de vino artesanal, en base a las cepas Uva País, Malbec, Moscatel de Alejandría y recientemente Carignan.

El director de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Giovanni Calderón, sostuvo que para la Agencia es muy relevante abordar el fenómeno del cambio climático desde la perspectiva productiva. “El APL incluye en sus acciones todos los criterios del Protocolo de Agricultura Sustentable desarrollado por ODEPA, buscando generar un sector más competitivo y más adaptado a los nuevos patrones climáticos. Esto permitirá a los productores adheridos obtener la distinción del Ministerio de Agricultura, además de la certificación en Producción Limpia”, señaló Calderón.

Junto con destacar la relevancia que está tomando el sector vitivinícola en la provincia de Biobío, el seremi de Agricultura, Francisco Lagos, señaló que “es muy importante para los viñateros  producir en torno a un APL, inserto en todo lo que es desarrollo sustentable. Producir con menos pesticidas, protegiendo el medio ambiente, con leyes laborales justas, van a poder competir mucho mejor a nivel nacional e internacional, porque le van a estar dando valor agregado al origen de sus productos”.

La actividad viñatera y vitivinícola (cultivo, cosecha, elaboración y comercio, transportes y actividades asociadas) genera alrededor del 50% del empleo solo en la comuna de Yumbel. El desafío del APL es promover y rescatar el valor de las cepas que le dan un valor agregado al vino nacional.

Mauricio Gutiérrez, seremi de Economía, Fomento y Turismo, afirmó que los APL son un tremendo ejemplo de cómo se convierte una amenaza en una oportunidad. “El cambio climático es un tema que llegó, se quedó y ha modificado el clima en nuestro país, por lo tanto la clave es cómo nos adaptamos y cómo sacamos un provecho económico de las actividades productivas que tenemos, así que todos los esfuerzos van a apuntar a afianzar el trabajo que realizan los viñateros. Con el intendente estamos muy preocupados por la alta tasa de desempleo en la provincia de Biobío, un 8,1%, lo que nos dice que tenemos que virar el foco hacia esta provincia y una de estas es que les vaya muy bien a los viñateros”.

Por su parte, Danilo González, presidente de la Asociación Gremial de Viñateros de la Región de Biobío Área de Yumbel, dijo “que el gobierno se acerque a nuestros asociados, a nuestros agricultores, es un tremendo logro. Nuestro sueño es pasar al otro lado del mundo y poner nuestro vino allá, sano, limpio, como se debe hacer,  y no competir con la gran empresa, y qué mejor con todas las instituciones hoy firmando en Yumbel. Nadie conocía lo que era San Rosendo, Cabrero y Yumbel, un valle que fue por más de 300 años de viñas y hoy estamos retomando el nombre de nuestros vinos”.

En esta alianza público-privada participan las Subsecretarías de Medio Ambiente y Energía, seremi de Economía, Agricultura y Salud, CORFO, INDAP, Odepa, SAG, Sercotec, Prochile, INIA, Centro de investigación de Polímeros Avanzados (CIPA) y los municipios de San Rosendo y Yumbel. Además, Universidad Técnica Federico Santa María (sede Talcahuano) e INACAP (sede Los Angeles) comprometieron asistencia técnica permanente a los productores.

Alcances del APL “Producción sustentable de uva vinífera del Valle Biobío”

Con el fin de lograr una producción sustentable, el APL busca incorporar prácticas de sustentabilidad en los productores de uva vinífera. Esto significa implementar medidas tales como manejo de suelo; consumo eficiente de agua; establecimiento de un Plan de Manejo Integrado de Plagas para disminuir el consumo de plaguicidas; gestión de los residuos obtenidos del proceso vitivinícola, buenas prácticas para asegurar la calidad e inocuidad en la producción de vinos; incorporación de eficiencia energética y el uso de energías renovables, principalmente en bodegas; capacitación de los trabajadores  en prácticas de sustentabilidad  y la promoción de condiciones laborales adecuadas.

En el marco del APL, se formularán y postularán proyectos a fondos públicos concursables que involucren a productores vitivinícolas con otras actividades económicas para un desarrollo mutuo.  En esa línea, el Centro de investigación de Polímeros Avanzados (CIPA) apoyará con el desarrollo de prototipos de productos cosméticos elaborados a partir de los residuos provenientes de la poda de la vid.

El convenio considera también el mejoramiento de los canales de comercialización, que permitan el acceso a nuevos mercados, y la organización de una entidad asociativa que contribuya al desarrollo del sector vitivinícola del Valle Biobío.